Trabajar con personas con discapacidad intelectual: una aventura que merece la pena vivir.


Quisiera comenzar por comentarles varios aspectos sobre el trabajo que se efectúa en el lugar dónde yo ejerzo las prácticas,que se denomina: Fundación Instituto San José.

Pabellón central: Fundación Instituto San José.

Pues bien,en ese magnífico lugar,un remanso de paz para mí,el ambiente  personal y profesional  que se genera es de una calidad inmensurable,  el cual favorece en gran medida la estancia de los pacientes.Puesto que los mismos lo refieren en sus comentarios y en sus expresiones faciales.

En la unidad donde me hallo,se encuentran personas con discapacidad intelectual(Síndrome de Down,autismo,retraso mental en distintos niveles y patologías asociadas a la epilepsia) que están ingresados una mayoría,y acuden a mi unidad a entrenar y desarrollar sus habilidades y capacidades, además de desempeñar sus roles sociales (amigo,compañero) en el taller ocupacional,junto con otra profesional de Terapia Ocupacional,a la cual le guardo un gran cariño,por ser un punto de  apoyo crucial en mis prácticas.

Los usuarios que frecuentan el taller son de una calidad humana indescriptible a la vez que enternecedora, son almas impregnadas de un don especial para facilitar la vida afectiva de los demás, poseen de tan grata intención que el trabajador (en este caso el terapeuta ocupacional) ejecuta su función de un modo totalmente libre, alegre, activa y cómoda. Ya que los pacientes llegan con un nivel de activación alto,  y un gran empeño por realizar actividades.

En el taller se efectúan distintas actividades como: costura, pintura, cestería, informática, marquetería, y muchas más actividades que se van creando gracias a la imaginación y el ingenio de la terapeuta, ya que todo ello lo enmarca en la ocupación significativa para el paciente, además en ellas el mismo, entrena habilidades y desarrolla otras varias. Por lo tanto  es enriquecedor para estas personas acudir a este taller ocupacional,porque a pesar de ocupar su tiempo se hallan aprendiendo y agilizando nuevas capacidades en la medida de sus posibilidades. Además a largo y a corto plazo mejora su calidad de vida.

Para finalizar con ello, me encantaría rendir un homenaje a todas las personas y a sus familiares, que padezcan o tengan a alguien con algún tipo de discapacidad intelectual, pues son unas personas de las que aprendes mucho más de lo que les otorgas, son la chispa que provoca en la vida de los demás la felicidad, regalan su afecto a quien dedique un poco de su tiempo a escucharles, realizan cualquier acción de buena fe y son auténticos,  muy originales y otorgan un significado del sentido de la vida muy diferente del resto, el cual hace que se les aprecie de tal forma que deseas su bienestar por encima de todo.

vínculo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s