Aplicación de la Terapia de espejo en la rehabilitación motora tras un ictus.


INTEGRA DAÑO CEREBRAL

Más del 50% de los pacientes que sufren un accidente cerebrovascular o Ictus padecen secuelas discapacitantes en las extremidades superiores que impiden el desarrollo de las actividades de la vida diaria de forma natural.

Seis meses después del ACV, el 38 % de los pacientes recuperan ligeramente la destreza en el brazo afecto y sólo el 12% muestra una recuperación funcional después de haber recibido rehabilitación convencional. Muchos de los pacientes aprenden a no usar el miembro superior afecto por lo que las secuelas se agravan. Por estas razones, los programas destinados a la restauración de la función de las extremidades superiores son una de las partes más importantes de la rehabilitación en este tipo de patologías.

La terapia del espejo fue introducida por primera vez en 1992 por Ramachandran y Rogers como terapia analgésica para reducir el dolor del miembro fantasma. Se trata de una técnica en la…

Ver la entrada original 433 palabras más

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s